Adios Cañamo

Hace bastante tiempo que no posteaba por acá, pero como dicen por ahí, “si no sabes de alguien por un tiempo, es porque esta bien, son las noticias malas las que corren mas rápido”, entonces siguiendo esa base estoy bien, muy bien, repleto de trabajo, pero hasta cierto punto eso es bueno, y es bueno porque he podido controlarlo de cierto modo, es difícil tener que dejar trabajos, decir “Ok, ya no puedo trabajar contigo” me refiero mas especifico a mi relación con la revista Cáñamo.

Ya varias veces me han preguntado porque me fui de la revista, por eso mismo estoy redactando esto, un poco tarde quizás, pero me lo debía a mi mismo, empecemos, como varios de ustedes que me conocen saben que diagramé casi por 1 año la revista Cáñamo, desde el numero 7 hasta el 14, llegué a la revista de modo fortuito, se podría decir que me encontré con ese trabajo, y con lo que me gusta el diseño editorial, no podía dejarlo pasar.


COMO RECIBI LA REVISTA
Después de la reunión pertinente con la gente que dirige la revista y después de que ellos me eligieron por sobre los otros candidatos, Sebastián (director de la revista) en un principio me dijo con mucha honestidad, que pese a que no tenia experiencia en medios, le gustaba mi actitud, y que querían trabajar conmigo, en ese mismo momento fuimos al computador de arte de la revista, para revisar que cosas podría llevarme que me sirviera para empezar, la verdad es que afloró un poco mi espanto cuando lo único que vi fue un archivo llamado “canamo5.indd”, o sea iba a tener que empezar todo desde cero, por otro lado tenia la revista anterior en mis manos (No 6) que era casi una guía maestra de errores de diseño editorial, una carencia total de guías, sabanazos y llena de inexplicables espacios en blanco.

*De acá en adelante, pondré al lado de este asterisco el nivel de satisfacción laboral que sentía, ya que ese fue el motivo por el cual deje la revista.

Satisfacción laboral: Alta, con ganas de superar desafíos y todo eso.

EMPEZAR LA REVISTA
Sebastián, ese mismo día me paso una copia de la revista Cáñamo española y me dijo “Esta no me gusta” y después me paso una copia de la Revista “High Times” y me dijo: “Esta si me gusta”, Ok, me lleve ambas revistas, personalmente ninguna de las dos me gustó, la Cáñamo española, se podría decir que era casi buena, pero desprolija y por otro lado la High Times, estaba bien hecha, pero no era de mi gusto personal en lo que se refiere a diseño de revistas, entonces pensé “Voy a tratar de darles en el gusto, pero de partida voy a ordenar un poco el desastre que hay” sobretodo con respecto a las grillas, los párrafos, los tamaños de las letras. las proporciones con los títulos y esas cosas que a uno tanto le gusta ordenar, considerando el lío que tenían antes, decidí uniformar la grilla y solo usar 3 tipos de esquemas de grillas: 1 Columna, 2 Columnas y 3 Columnas.
Creo que había olvidado contarles que cuando asumí el mando de este barco, quedaban solo 3 semanas para entrar a imprenta, Súper!, así que estaba vuelto loco, adecuandome a esta nueva experiencia de trabajar en un medio, con una revista de 68 paginas y con 3 semanas para entrar a imprenta.

PRIMER NUMERO, NUMERO SIETE
Les había dicho que la revista era impresa en una imprenta rotativa? Bueno, sino se los dije, fue porque yo tampoco lo sabia, hasta que me metí al sitio web de la imprenta, no quiero sonar muy pituco, pero las imprentas rotativas me dan un poco de miedo, aparte no tenia mucha experiencia con estas y considerando las diferencias técnicas con el offset, bueno en este numero asumí, que seguramente iba a salir con errores, y así fue, definitivamente, había usado demasiados colores, sobre impresiones, y otros chiches que quizás funcionan bien en una Heidelberg nuevecita, pero no en una rotativa viejita (con todo respeto) así que así salió el numero 7, ordenada, con mas trabajo y con manchitas de agua en todas partes.
*Satisfacción laboral: Alta con una incipiente frustración, pero muchas ganas de superar errores.

AGARRANDO FUERTE EL TIMON
Cuando trabajas en el área de diseño de una publicación periódica, eres lejos uno de los que pasa mas rabia, y hay varias razones, tienes que inventar material, si te pasan material te pasan unos gif de mierda que no sirven para nada, nadie cumple los deadlines, y generalmente los periodistas creen que indesign es un programa que apretas la tecla “Diagramar” y el resto es magia.
Ya había asumido mi cargo, y ahí estaba, tratando de prever que esto pasara, ya tenia la grilla muy desarrollada, armadita, familias tipográficas elegidas, tamaños de letras estandarizados para cada caso, o mejor dicho un manual corporativo mental a prueba de fallas, ya para el numero siguiente estaba mas consolidado, estaba conociendo a todos los colaboradores, ya tenia acceso a conversar con la gente que trabaja ahí, y empecé a tener el feedback que es tan importante a la hora de diseñar, pude obtener impresionas de lo que había sido mi trabajo y pude empezar a tratar directamente con ilustradores y fotógrafos, que son la media naranja del personaje que esta detrás del Mac apretando el botón “Diagramar” en el InDesign.
Bueno, trabajar en un medio impreso es complicado, muy complicado, la dinámica de trabajo es bastante vertiginosa, sobre todo en esta revista donde el gran grueso del material se reúne a base de aportes y colaboraciones, entonces todo el tiempo que “no tenia nada que hacer” aprovechaba de ir inventando recursos gráficos “que pudieran servir”, fue un entrenamiento raro, ya que me auto encargaba recursos gráficos sin ningún marco conceptual, considerando que podrían servirme, o sea, si lo vemos de un punto de vista menos serio, botado a la superlocura inventando “cosas choras”, este tema fue importante, muchas de las cosas que iba haciendo, quizás no me servían para ese numero, pero si quizás me servían para el siguiente, o así consecutivamente.
Así empece a pasar mas tiempo en la revista, a veces Sebastián iba a mi casa a ver algunas cosas, la relación se iba fortaleciendo, empece a disfrutar de las contundentes reuniones de pauta (Gracias a Pizza Voraz, sinceramente, las mejores pizzas a la piedra que he probado en Chile), usaba mas de mi tiempo de ocio en probar cosas nuevas, e ir desarrollando estrategias de como mejorar la revista.
*Satisfacción Laboral: Entusiasmado, pero cansado.

EMPIEZAN LOS PROBLEMAS
Cuando le conté a mi hermana (que es algo asi como una especie de Pepe Grillo, para mi), que iba a empezar a trabajar en la revista, ella me dijo que tuviera cuidado, ya que no era un tema fácil en el que me estaba metiendo, y que la gente podría empezar a hacer asociaciones que no correspondían, la verdad, pensé que exageraba un poco, por otro lado, yo estaba feliz de participar en la causa de la legalización de la marihuana, no por que me interesara el consumo, si no porque para mi es realmente aberrante que el gobierno pueda prohibir el consumo de una sustancia natural, que no deje a criterio personal el consumo de esta sustancia, que es menos dañina que el tabaco y el alcohol y que la mayoría de los fármacos y que por otro lado su trafico ilegal genera, delincuencia, adicción y unos narcotraficantes que se llenan los bolsillos mezclandola con quizás que cosa para hacerla rendir.
En fin, ese es mi punto de vista aun, aunque no este en la revista, pero me gustaba ser parte de esa lucha.
Pero mi sabia hermana tenia razón, empezaron los problemas, algunos de mis otros clientes o gente con la que trabajo, empezaron a hacer preguntas, sobre todo acerca del porque colaboraba en esa revista, y yo siempre respondía lo mismo “Me pagan por hacerlo, es un trabajo” no se que tanta discusión se puede desprender de eso, creo que como diseñador hay empresas para las que puede ser mas aberrante trabajar, en fin, para mi nunca hubo un problema de ética, lamentablemente para mi contexto (desde mi madre, hasta alguna de la gente que trabajo en otros proyectos) si lo hubo.
*Satisfacción Laboral: Entretenido, a veces reacio.

PEREGRINO VS REVISTA CAÑAMO
Bueno, seguí la revista, estaba cada vez mas involucrado en ella, cada vez trabajaba mas en ella, y sentía que por fin estaba tomando algo de identidad, desarrolle específicamente algunas secciones, después de largas horas de discusiones con la gente de la revista, pero gracias a eso, veía como la revista se tornaba algo mas solido, generalmente antes de los cierres las cosas se ponían mas difíciles, sobre todo porque las ideas que trabajaba durante todo el proceso y que a mi juicio tenia coherencia con la linea editorial del articulo, en particular y con la revista en general, pero lamentablemente la gente de la revista no lo veía así, generalmente esto se veía manifestado en discusiones bastante frustrantes con respecto a lo que es pertinente en el diseño de una revista, eso sumado al stress del cierre lograba que generalmente, yo diera un paso atrás e hiciera cosas, de las que no me sentía orgulloso.
Fue raro, generalmente estoy muy conforme con los trabajos que hago, pero precisamente eso no estaba pasando con esta revista, y como estaba haciendo las cosas de una forma en la que no me sentía cómodo, generalmente terminaba demorando más, lo que hizo que la revista empezara a transformarse en un pequeño yugo, ojo no me malinterpreten, seguí disfrutando el asunto, pero no tanto.
*Satisfacción Laboral: Baja el optimismo, sube la frustración

SEE YOU LATER, HEMP-A-LATOR
Bueno, se venia el numero 14, ya habíamos tenido una de esas reuniones de pauta donde decíamos “Si, este numero si que vamos a estar bien, ordenados y felices, el material va a llegar a tiempo y nos vamos a entender bien”, bueno, no fue así, en este numero sobretodo había mucho trabajo que hacer, porque la verdad que material gráfico no había mucho, entonces la mayoría lo tuve que proveer yo, y si no les había comentado, hacia la revista yo solo, en un plazo aproximado de 2 a 3 semanas, complicado, muy complicado, a medida que avanzaba ese numero, ya había decidido que no iba a seguir en la revista, lo había conversado con mi gran amiga Antonella, la editora, y ya estaba casi decidido, digo casi, porque como Piscis que soy, siempre tengo la esperanza de que las cosas cambien, pero el caos se desencadeno el día que llegue a la oficina, a buscar el ultimo material de la revista, con el que ya debía entregarla terminada y Sebastián me dice: “Bueno, con esto espero el PDF final el Lunes”, considerando que era Viernes, terminé de calentarme, y lo increpé directamente, dejandole muy en claro, quizás no con buenas palabras de que un buen resultado en diseño, pocas veces es aliado con el odioso recurso del poco tiempo, así que en ese mismo momento le dije: “El PDF, va a estar listo para el Miércoles y buscate a otro diseñador, porque yo me cansé”, me fui a mi casa y me dije “Bueno, vamos a hacer lo mejor que se puede en estos días que quedan”, la verdad es que realmente disfrute esos días, estaba tan liberado, pensando en que después de quemar ese DVD no habría vuelta atrás y podría dejar atrás esta etapa, en efecto, considerando el poco tiempo y el poco material, logre un trabajo que me dejo bastante satisfecho, mas que nada porque correspondía a la identidad que se le estaba dando a la revista, ya que si hubiera tenido el añorado “Libre Albedrío” hubiese hecho algo distinto.
Bueno, como nadie es indispensable en este mundo, y yo perdí contacto con la gente, excepto con mi Anto querida, la revista siguió, pero creo que ahora mi trabajo debe ser un poco mas reconocido, ya que la revista es diseñada por 3 (tres) personas ahora, o sea el trabajo que hacia yo solo, ahora lo hacen 3, vi el ultimo numero, y siendo objetivo, creo que esta bien hecha, porque de seguro es lo que le va a gustar a la gente de la revista, a mi gusto, parece un pasquín universitario, pero ya es cosa de como quieren orientar la publicación. Yo siempre quise posicionarla como una revista seria y de vanguardia, y no un fanzine para volados, pero creo que hablo muy despacito, porque nadie me escuchó.

QUE RESCATO DE MI EXPERIENCIA EN LA REVISTA
Aprendí muchas cosas, estando en la revista, de verdad que muchas, desde como hacer flujos de trabajo efectivos, hasta como tratar a los proveedores, colaboradores y hasta algunos lectores, todo por el beneficio de la publicación, el ser el único encargado de diseño y mas que nada ser el único encargado de la fase final de la revista, me hizo madurar mucho en lo que tiene que ver con cumplir plazos y desempeñarme bajo presión (MUCHA PRESION), por otro lado, me hizo pensar mucho a la hora de diseñar, ya que yo era el director de arte, el productor gráfico, el corrector de textos, etc.
A continuación le dejo un grupo de paginas que considero que quedaron bien logradas acuerdo a los objetivos propuestos, son diversas las temáticas y seria tedioso enumerarlas, es mas que nada un pequeño resumen visual de los que cuales fueron mis resultados en la revista:

canportada.jpgcanpsico.jpgcanselec.jpgcansena01.jpgcansena02.jpgcanzs01.jpgcanzs02.jpgcanmamed01.jpgcanmamed02.jpgcanmamed03.jpgcanmamed04.jpgcanhow.jpgcanfru01.jpgcanfru02.jpgcancon.jpgcancolo01.jpgcancolo02.jpgcancoffee.jpgcancar.jpgcancan01.jpgcancan02.jpgcanaya01.jpgcanaya02.jpgcanbea01.jpgcanbea02.jpgcanbea03.jpg

Finalmente y a modo de conclusión, aparte de aprender mucho en lo que respecta a mi profesión, lo que mas aprendí fue como NO se deben hacer ciertas cosas cuando trabajas en un proyecto tan grande, sobre todo en el tema de las relaciones humanas, ya que cuando trabajas en un ambiente donde reinan los malentendidos, la falta de consecuencia, los malos tratos y el poco respeto a las labores de cada uno, entiendes como debes funcionar cuando tienes un proyecto de este tipo, ya que seguramente los buenos elementos que pudiste tener van a empezar a migrar, tal como esta sucediendo.

3 thoughts on “Adios Cañamo”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.