Llegada a Italia, Roma Día 1 y 2


Siempre he pensado que uno de los mayores placeres de la vida es viajar, y debido a esto, hace un tiempo empece un plan, junto a mi amada compañera Katerina, para hacer uno de esos viajes que son trascendentales en la vida, y bien, en este momento me encuentro escribiendo esto en mi MacBook desde Torino, una bella ciudad del Norte de Italia, donde Katerina esta haciendo un semestre de intercambio en su carrera de Arquitectura.


Mi viaje empezó un Lunes 5 de Mayo, después de una once de despedida en casa de Horacio la noche anterior, donde mis amigos me despidieron para esta gran aventura que empezaba, mi vuelo hacia Buenos Aires partía a las 12:25 PM que llegaría a las 14:25 PM para hacer conexión a Roma a las 22:00 PM hacia Roma, mi padre (quien había viajado desde Mendoza, Argentina), mi madre, mi hermano Marcelo y Horacio componían la comitiva que fueron a dejarme al aeropuerto, a las 10:00 AM hice mi check in, me despedí de los queridos y entre con toda la disposición de matar el tiempo hasta que saliera el avión, elementos tenia de sobra, el flamante Nintendo DS que amablemente Noel me prestó, era mi arma de batalla contra el aburrimiento, me senté en la puerta 12 que era desde donde salía el vuelo, y me avisan que el vuelo estaba retrasado debido a una densa neblina que había en el Aeropuerto de Buenos Aires (Ezeiza, para los amigos) así que a esperar se ha dicho, finalmente el vuelo partió a las 14:00 Hrs, pero entre tanto hongo que había pisado en el Super Mario, no me di ni cuenta, me subí al “flamante¨ Boeing 737 (también llamados “buses con alas” por algunos) con rumbo a Buenos Aires, no mucho que contar ahí, pero aun me cautiva escuchar a los sobrecargos argentinos hablando Ingles con ese acento tan particular que tienen.
Llegué a Ezeiza, me esperaba un buen rato de espera, al ser un “pasajero en transito” no podía salir de cierta área del aeropuerto, asi que me dedique a ver cosas en el Duty Free, observar al resto de los personajes que circulaban por ahi, hasta que empezó a rugir el estomago, claro, no había comido nada, asi que empece a investigar cual era la oferta para un vegetariano que no quería gastar mucho en alimentarse, habían 3 restaurantes, los cuales al obviamente ser un monopolio, no tenían precios muy latinoamericanos que digamos, me instalé en uno, pedí la carta y unas letras que componían la frase “Empanadas de rucula y queso” me hicieron sonar las tripas, el precio: $6 Argentinos cada una, pedí 2, “Pero vos no sabés lo que eran ché!” estaban muy buenas, muy muy, salí del restaurante, pensando como no se me había ocurrido a mi hacer algo asi alguna vez, me senté de nuevo, y me sumergí por otro rato en un mundo lleno de tortugas voladoras, castillos con mares de fuego y princesas raptadas, hasta que se oyó en el altoparlante una voz que decia ¨Vuelo a Roma de las 22:00 PM por Aerolíneas Argentinas, en la puerta 6″, genial, alla vamos.
Una vez sentado, la mas natural fue empezar a analizar a mi compañero de asiento, compañera esta vez, una adorable señora de unos 60 años, proveniente de Neuquen, sur de Argentina, llamada Sara, con la que inmediatamente nos pusimos a conversar mientras nos reímos de los italianos que aplaudían una vez que el avion emprendió vuelo, tal como si estuvieran en un partido de la Juventus versus el Inter de Milan, esta vez el avión era mucho mas moderno, un Airbus 340 que tenia unos monitores que nos mostraban por que lugar exactamente iba pasando el avión, lo que sumado a mi privilegiada posición en la ventana sobre el ala, lograba una interesante experiencia, por ejemplo cuando pasaba sobre Rio De Janeiro y miraba por la ventana se veia un impresionante mar de luces que mostraba, la magnitud de la ciudad. Estaba nervioso, había esperado este viaje por mucho tiempo, y la expectación por reunirme con Katerina después de 3 meses separados, hacia que mi retaguardia no pudiera mantenerse tranquila en el asiento del avión, necesitaba dormir, y aunque ya habia pedido una Quilmes en la cena, le pedí otra a la azafata, quien con cara de “Es la ultima que te doy” accedió a darme otra, santo remedio, me dormí y desperté sobre España, con 6 horas de más, quedaba solo una hora de vuelo.
El aeropuerto internacional Leonardo Da Vinci, es impresionante, de hecho de la puerta en la que llegué, tuve que tomar un metro (si, leyeron bien, el aeropuerto tiene un metro dentro, destinado solo para el movimiento de los pasajeros) hasta policía internacional, Sara y yo nos pusimos a la fila para hacer el papeleo, se veían muchos turcos y africanos, llego mi turno, yo con mi pasaporte y mis 500 papeles extras pasamos a la cabina, y un policía italiano con muy mala cara, mira mi pasaporte, me mira la cara y lo timbra, listo, llevaba: Carta de Invitación , Seguro Medico, Cartolas del Banco, Pasajes de ida y vuelta, y no me pidieron nada, NADA, cosas de la vida, ya que a Sara si la detuvieron y la hicieron pasar a esta típica salita donde tienen a todos los sospechosos y la sometieron a una vejatoria experiencia donde tuvo que mostrar dinero en efectivo, papeles de antecedentes, etcetera, yo como me había comprometida a esperarla, me dedique a observar como un tipo con pinta de africano, traba de cambiarle un billete de 100 Euros, por otro de 100 Euros al tipo de la casa de cambio del aeropuerto, al parecer era un timador novato. Soltaron a Sara, quien venia descompuesta e indignada, fuimos a buscar nuestro equipaje y como a ella nadie venia a buscarla, le dije que podia irse conmigo, no porque yo fuese un gran conocedor de la ciudad, si no porque Nicolas, un ex-compañero de colegio y amigo mio que vive hace 6 años en la ciudad, había quedado en ir a buscarme, salimos del Aeropuerto y ahi estaba Nicolas, no lo veia desde que se vino a Italia, un abrazo, los comentarios acerca de lo viejo que estabamos y partimos a tomar el tren hacia Termini, algo asi como la Estación Central de Roma, que era donde Katerina estaba esperandome, subimos al tren, y empece a dame cuenta que ya era todo real, todos, Nicolas me hablaba en un perfecto español chilenizado, nos reíamos de anecdotas antiguas y yo no podia pensar que estaba pronto a ver a Katerina, en cierto momento Nicolas me dice: “Bueno, estamos por llegar a Termini, yo bajo tus bolsos, y tu anda a mariconear tranquilo”, creo que no podría haber sido mas atinado, cuando llegamos a la estación, me baje a toda velocidad, y encare con las piernas temblando hacia el principio del anden, mirando todas las caras, en busqueda de solo una, hasta que la vi, sentada en una escalera y me detuve, ahi la tenia, a algo asi como 6 metros, despues de 3 meses comunicandonos por carta, email, MSN y Skype, por fin estaba ahi, veo que levanta la cabeza y me ve, fui corriendo hasta donde ella y la abracé, la abrace muy fuerte, y ahi mismo me di cuenta que era de verdad, habia llegado, estaba con ella, y ya no iba a tener que extrañarla más. Partimos con rumbo a casa de Nico, ya que había acordado dejar todos los bolsos alla para no andar tan pesados, salimos de la estacion y tomamos el metro, que mas que el metro era la parte no-subterranea del metro pero era mucho mas parecida a un tren, en bastante mal estado y con un “Sindrome Sardina” que me hizo recordar al repudiable Transantiago, llegamos a casa de Nicolas, dejamos las cosas y partimos al lugar donde yo habia reservado para tener nuestra primera noche en Roma, aca en Italia hay un tipo de lugares que se llaman Bed And Breakfast, que son una especie de hijo bonito entre un motel y un departamento, asi que llegamos a este lugar que quedaba tan solo a unas 6 cuadras de la casa de Nicolas, tocamos el timbre y nos contesta una voz algo enojada, diciendonos que subamos, bueno, yo habia hecho el checkout por intenet para las 7:30 PM y eran las 22:00 PM, asi que ya sabiamos cual era la causa del enojo de la voz del citofono, subimos, y el lugar era muy bello, y la voz enojada pertenecia a un señor de unos 60 años que habia estado esperandonos para hacer el checkout y por eso estaba molesto, pese a eso se preocupo de mostrarnos cada detalle del departamento, o sea CADA detalle, tipo, “esta es la cafetera, que es para hacer café, el café esta acá, donde dice CAFE” era muy divertido el señor, aunque le decia tantas veces “Bella Ragazza” a Katerina que me empecé a picar un poco, o sea algo de italiano entiendo, tan bestia no soy, bueno se fue el señor, y el lugar estaba muy bueno, este concepto de Bed And Breakfast aca, se refiere a que arriendas una pieza en un departamento, que en este caso eran 3 piezas en total, aparte esta la cocina donde hay de todo para que te hagas desayuno, y aparte tiene 2 baños, todo eso por €65, asi que llegamos, ordenamos nuestras cosas y nos pusimos al dia, al otro dia nos despertamos tipo 9:00 AM (Katerina habia llevado un despertador, Pro Traveller!) asi que nos tomamos todo el desayuno que pudimos, y partimos con direccion al Coliseo, sabiendo que habian otras cosas interesantes antes, caminamos y despues de cruzar el Muro de Roma, llegamos a la Iglesia de San Giovanni, muy impresionante, sobre todo las aplicaciones de distintos estilos artisticos que tenia el techo, o por eso eso fue lo que me llamo mas la atencion a mi, seguimos caminando rumbo al Coliseo y después pasamos por la iglesia de San Antonio de Padova, una iglesia menos glamorosa, bastante vacia y mas acogedora. Seguimos caminando rumbo al Coliseo sorteando Smarts, por todos lados y admirando el orden y la armonía de la ciudad, al doblar una esquina, ya pudimos divisar el coliseo y fue una experiencia increible, estaba por lo menos a unas 6 cuadras y se veia imponente.

El Coliseo
Todos los prejuicios y preconceptos que uno tiene siempre sobre estas cosas que ve en libros y documentales se borran una vez que ya estas allá, no es que sea mas chico o mas grande, es un tema de piel podríamos decir, de contexto y de historia, ya al llegar a la esquina previa al Coliseo nos detuvimos en unas ruinas subterráneas, que correspondían a los lugares donde los gladiadores entrenaban, y este estaba conectado de forma subterránea con el Coliseo que estaba frente a nosotros, ya si cuentas con un poco de imaginación, tu cerebro empieza a andar y empiezan a proyectares imágenes históricas y monumentales en tu cabeza, bien, seguimos, nos acercamos y evidentemente como uno de los centros de interés turísticos mas importantes del mundo, estaba lleno de turistas y ofertas de consumo y servicios, desde llaveros del Coliseo hasta oportunidad para tomarte fotos con un gladiador real, y ojo que si que se veian reales, fuimos a descansar al Arco Di Constantino, y en ese momento nos llamo Paolo, nuestro Host de Couchsurfing en Roma (Si no estan familiarizados con la experiencia Couchsurfing, voy a escribir acerca de eso pronto) para preguntarnos como habiamos llegado y que si quería que el pasara a buscar nuestras cosas, nos pareció de lo mas atento de su parte asi que quedamos en juntarnos ahi mismo, llegó Paolo, nos saludamos, hablamos un rato y se llevo nuestras cosas y quedamos en hablar mas tarde, ahi decidimos entrar al Coliseo, nos pusimos a la larga fila, la entrada sale €11 e incluye la entrada también al foro romano, si quieres ir con un Audio Guia, puedes agregar €4 más, pero nosotros decidimos ir DIY, entramos y empezamos a recorrer las gradas, estaba muy lleno, lo que debe ser usual para un lugar asi, recorrimos las escaleras, el museo interno, no se que tanto se puede llegar a transmitir la sensacion de estar ahi dentro, las texturas, el paso del tiempo, la fortaleza de los materiales, los esfuerzos por mantenerlo de pie, las caras de la gente, la interacción con el resto de la ciudad, donde se nota un gran respeto a la hora de construir por preservar el legado arquitectonico de la ciudad. Después de unas 2 horas dentro, empezaron a rugir nuestros estómagos y nos preparamos para ir a comer algo, salimos del coliseo y sin poder dejar de admirarlo, fuimos a un supermercado a comprar agua, ya que es mucho mas barato comprar agua en un súper mercado que en un local, en el supermercado el agua de 1 1/2 Litros sale aproximadamente €0.45 y en un local el agua de 1/2 Litro te puede salir €1, bueno en el camino al super encontramos una Honda totalmente destruida, y aun nos preguntamos que demonios le paso, ya que estaba seriamente dañada, despues del agua fuimos por una pizza, conseguimos una Marghuerita de tamaño individual (bastante grande) la Margherita, es como la pizza base aca en Italia, consiste en la masa (obvio!) Salsa de Tomate, y Muzarrella, las compramos y como aca si te comes las cosas en el mismo local, nos fuimos a comerlas al frente donde estaba el Parque del Domo, descansamos un poco y seguimos a nuestra proxima escala, el Foro Romano.

El Foro Romano
Bueno, la escala no era tan larga, el Foro Romano, esta a una cuadra aproximadamente del Coliseo, en este lugar se desarrollo principalmente la antigua Roma y esta compuesta por una serie de construcciones, es un recinto muy grande, donde pudimos ir recorriendo distintos hitos del antiguo imperio Romano, como el Palatino, el Circo Massimo, la Rostra y el Tabulario, entre otros, la verdad es que destinarle solo una tarde es complicado, ya que es un lugar donde recorres construcciones increibles y donde en todas partes hay citas historicas que te ayudan a complementar la experiencia, ya cayendo la tarde decidimos ir en busca del Pantheon, que era la ultima isita que habiamos programado para ese dia antes de ir a cenar donde Nicolas, ya que nos habia invitado el dia anterior.

El Pantheon.
El Pantheon esta un poco mas alejado de los otros hitos, asi que nos hicimos el tiempo de caminar hasta allá, debo destacar la gran capacidad de ubicación de mi amada Katerina, ya que sin ella, seguramente hubiera terminado buscando el Pantheon en cualquier lado, adentrandonos entre las pequeñas calles de Roma, llenas de Motos y bicicletas, recibiendo ofertas de pizza en todas partes llegamos hasta el Pantheon, a diferencia de hitos visitados antes, el Pantheon esta ubicado en en medio de un barrio, rodeado de edificios, departamentos y comercio, entonces encontrartelo, asi de frente, es una experiencia fantastica, a la que te vas acostumbrando cuando visitas Italia, afuera muchos turistas, especialmente asiáticos, sacandose muchas fotos en distintas posiciones y con divertidas expresiones. Al entrara al Pantheon lo primero que llama la atención es la maestría con la que es usada la luz, la cupula termina en un oculo, que mantiene el Pantheon iluminado, y por la que entra la lluvia, el piso esta especialmente desarrollado para que el agua sea evacuada, me gustaria saber si aun se usa de esa forma, o si efectivamente tapan el oculo cuando llueve, dentro hay varios sepulcros, pero el que nos dejo con la boca abierta fue el sepulcro de Rafael, tanto por lo imponente de la forma que es tributado, como por el hecho de estar cerca de uno de los artistas mas grandes de la historia.

Despues del Pantheon fuimos caminando hasta donde debíamos tomar el bus hasta la casa de Nicolás, según el mapa no era mucho, pero si fue bastante, lo bueno de la caminata fue que nos encontramos un gato, Roma es la ciudad de los gatos, o eso por lo menos eso dice en todos lados, no se si es por la leyenda de Cleopatra o que, con Katerina teníamos muchas ganas de ver un gato, de hecho hasta compramos un desafortunado calendario llamado “Gatti Di Roma” (Lo de desafortunado es porque todos los gatos que salían en los hitos arquitectónicos de Roma, estaban photoshopeado, muy impresentable), bueno, la cosa es que nos encontramos este gato, que tenia la cola cortada y estaba ahi en una esquina muy sentado mirando la calle, cuando lo vimos, con Katerina casi nos abrazamos y partimos a tocarlo y tomarle fotos, los gatos romanos tienen una actitud muy peculiar, es casi como si te dijeran “Hey tranquilo, no me molestes mucho, que te estoy dando la oportunidad de visitar mi ciudad”, de hecho Katerina se esmeró en tomarle una foto y el gato nunca miró a la cámara. Bueno, al frente del gato se tomaba el bus, finalmente llegamos donde Nico, bastante tarde, el había preparado pasta, a la italiana, donde el secreto estaba en colar la pasta y después dejarla un ratito mas en la olla con la salsa todo junto (esta bien, ya no es secreto), así que ahi estuvimos bebiendo sabroso vino siciliano, Katerina, Nico, su novia y yo, nos dieron las 22:00 Pm y ya teníamos que partir donde Paolo, para ir a dormir, nos juntamos en la Piazza Risorgimento, a un costado de las paredes del Vaticano, hasta ahí llego Paolo, quien andaba con un par de amigos muy simpáticos, y nos fuimos hasta su casa, vivía en las afueras de Roma, camino a la playa podríamos decir, llegamos a su casa alrededor de las 12:30 AM, muy cansados, conocimos nuestro Couch (What a Couch!) y conversamos un rato antes de irnos a acostar, ahí nos dio “la mala noticia” de que al otro día tenia una reunión a las 9:00 AM así que teníamos que levantarnos súper temprano.

7 responses to “Llegada a Italia, Roma Día 1 y 2”

  1. awesome papito, quedo la zorra el block, me senti como viendo un capitulo de Anthony Bourdain en el Travel and Adventure. Besos para los dos.

  2. q entrete leerte… si eres todo un anthony bourdain ahaha
    q rico me imagine todo pero mas el encuentro con kat debe haber sido de pelicula!!
    abrazos! para los dos
    =*

  3. OH! que bacan que viajaste!
    Espero que estes bien por allá y que lo pases bien.

    Puta si wn, seria increible hacer algo… pero como tu lo dices, vivimos a la mierda.

    Aunque igual podriamos hacerlo como los tipos de Bad Religion, que viven todos en california salvo por Brian Baker que vive en DC. jejeje

    un abrazo y cuidate por el viejo mundo.

  4. Hermano hermosa historia estamos con mis compañeros (que estan felices con lo que estas viviendo)
    Pero nos salta un pregunta ? donde quedo la pobre SARA ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    Saludos a Katerina

  5. Vive como si fueras a morir mañana. Aprende como si fueras a vivir para siempre.

    – Mahatma Gandhi

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.