Speed Bumps

Lo interesante es que el buen diseño no depende de que leamos: recursos como consistencia, redundancia, familiaridad, metáforas, affordances y “speed bumps”, bien usados, se encargan de contenernos como usuarios y protegernos de cometer errores por no haber leído.
Éste es un buen ejemplo de un speed bump que fuerza al usuario a estar al tanto antes de una acción destructiva. Hubspot te hace escribir el número de contactos que vas a borrar.